App de control de trabajo: Talleres Amador

app-de-control-de-trabajo

App de control de trabajo: Talleres Amador

Talleres Amador resuelve las necesidades de las empresas del sector industrial. Durante 4 décadas se ha especializado en montaje, mantenimiento y calderería en general.

Diseñan, crean, trasladan y montan cada uno de sus proyectos. Esto supone coordinar una plantilla para que los operarios trabajen en una misma dirección y los proyectos no se estanquen. Por tanto necesitaban un sistema que facilitara la gestión de las tareas y la coordinación de todos los trabajadores.

Pensamos en la versatilidad de nuestra app de partes de trabajo y cómo adaptarla para esta compañía. El resultado fue fantástico para ambas partes.

¿Por qué fue una buena idea para IMK? Pudimos dar una nueva utilidad a una app propia y eso nos encanta. Pero además eso nos permite ampliar funciones y verla con nuevas perspectivas. ¿Por qué fue la solución adecuada para el cliente? Te contamos todos los detalles a continuación.

Desarrollamos la app que coordina a toda la empresa

La app de partes sirve para el control de tareas en el taller y la instalamos en una tablet base dentro del propio taller.

Cada operario recibe en papel el parte de la orden de trabajo, que presenta un código de barras correspondiente a la tarea. Del mismo modo, cada operario tiene asociado un código de barras.

Para registrar en la tablet la orden de trabajo que van a realizar, deben leer el código de barras de la tarea y el suyo propio.

El sistema es básicamente un fichero de trabajo que hemos desarrollado en función de las necesidades de Talleres Amador. Así que ofrece información detallada de cada orden de trabajo:

  • Genera informes por cliente
  • Clasifica los informes por fecha o por rango de fechas
  • Organiza los informes por operario
  • Muestra el tiempo empleado en cada orden de trabajo

Ambas partes agilizan sus tareas. La app de control de trabajo coordina a los operarios y facilita la administración de la empresa, es decir, da una solución práctica al objetivo inicial. De esta forma la empresa consigue un control completo sobre el trabajo, que también ayuda en la administración de la empresa. Por su parte, los trabajadores pueden registrar sus tareas de forma fácil y rápida.