Integración y composición con fotografía digital

integración con fotografía digital

Integración y composición con fotografía digital

Estamos muy ilusionados con el resultado de este proyecto de integración digital. Un proyecto distinto de lo que solemos hacer y que nos permite salir un poco, tomar el aire, alquilar una grúa… y por supuesto sacarle todo el jugo posible a la fotografía digital. Que no es poco.

Integración

Llamamos integración al trabajo de composición en el que se mezclan en una única imagen elementos de varias imágenes. Hoy en día todo el proceso es digital, por supuesto, pero los principios básicos son los mismos: se trata de cortar y pegar y crear una especie de collage que resulte creíble.

Las posibilidades son infinitas. Cuando planificábamos la sesión fotográfica no nos marcamos ningún tipo de límite. Aérea, nocturna… todo lo que seas capaz de imaginar.

Al final tienes que combinar dos o más elementos para crear un resultado.

Para el proyecto seleccionamos una serie de fotografías de banco de imagen sobre el que luego tendríamos que integrar el camión real del cliente. Para ello planificamos cuidadosamente una sesión fotográfica en una amplia explanada, a salvo de tráfico y público, y alquilamos una plataforma elevadora. Un aparato tremendamente útil para producciones audiovisuales capaz de alzarnos con seguridad hasta 10 metros de altitud.

Una vez más el trabajo previo es fundamental. Los ingredientes han de ser los adecuados o el bizcocho no subirá. En un trabajo de integración el punto principal es que no se te vea el plumero. Si la luz o la perspectiva no son las que tocan, no funcionará.

Una vez tienes los ingredientes es hora de meterlo en el horno. Un proceso que hemos resumido en este video:

El trabajo es bastante manual. Máscaras, gradación de color, sombras con pinceles, sombras con máscaras, más máscaras… Coser y cantar.

Aquí podemos ver algunos ejemplos:

¿Tienes alguna idea en la cabeza?

Tal vez nosotros seamos capaces de materializarla.